9. María Hernández (Navarra). 7.518 Kilómetros recorridos.

La Lubitel fue la quinta cámara que aterrizó en mi casa gracias a este proyecto y es una de las que más me apetecía probar, por su diferencia con respecto a las demás.

Siempre había querido experimentar la sensación de fotografiar mirando desde arriba, esa distancia con el visor y la mirada indirecta de aquello que se quiere retratar.

Al principio fue confuso hasta que me acostumbre a cómo moverme con ella, hacia donde debía girarme, pensar en la foto espejada para intuir cómo quedaría después; pero una vez le cogí el truco puedo decir que fue una de las experiencias más divertidas y gratificantes que he tenido con la fotografía analógica y con este proyecto. La sensación que se tiene al fotografiar con una cámara de estas características es completamente diferente al resto.

El cohete llamó a mi puerta en un momento en el que no me encontraba al 100% anímicamente, pasaba por una etapa de esas en las que tienes muchas cosas en la cabeza y utilicé su visita como una especie de “terapia”. Caminé a lugares apartados de la multitud y de la ciudad, buscando el silencio que me permitiese pensar.

Conforme paseaba dándole vueltas a las cosas, dejé que mi subconsciente fuese quien escogía las tomas, de modo que mis pensamientos quedasen reflejados en las fotografías y, de un modo u otro, poder así sacarlos de mí.

El resultado son imágenes donde las plantas y los escenarios naturales hablan por mí, desde una perspectiva inconsciente donde no hay una búsqueda concreta más allá de dejar fluir los pensamientos y las preocupaciones que en ese momento me invadían.

 

Haz clíck para ver el álbum:

Prueba boton 150x150

.

Viaje patrocinado por:

408490_144350309053863_82634741_n

Leave a Reply