2. Ramón Ceron (Málaga). 1.806 Kilómetros recorridos.

Para todos aquellos que de niños tuvimos una Polaroid en nuestras manos el primer sentimiento al ver salir la foto e, instintivamente agitarla esperando a que eso acelere el revelado, es indescriptible.

Después de encuadrar, pensar la foto y disponerme a dispararla me hizo gracia ver como lo primero que sale es un protector negro…aquello no revelaba!!!! Jajaja

Pasee tranquilamente por mi Málaga adoptiva recorriendo con calma los lugares que he visitado una y mil veces y buscando plasmar en un instante todo aquello que me llamaba la atención.

La magia sucede cuando la foto sale por la parte superior. Es raro ver como la gente te mira, asombrada, de ver como uno intenta volver a años pasados fotográficamente hablando.

Me encanta la tonalidad de las fotos, el contraste y sobre todo poder tocarlas y admirarlas como si de obras de arte se trataran.

Está claro que es una cámara que algún día tendré en mi colección para, de vez en cuando, “desdigitalizarme” un poco y volver a sentir la fotografía de una manera tradicional.

.

Haz clíck para ver el álbum:

Prueba boton 150x150

Leave a Reply