1. Maico Chelton (Madrid). Primera parada!

He de reconocer que me ha sorprendido, desde que abrí la caja me llamó la atención el aire a las viejas réflex y su peso que hace que uno se olvide del plástico omnipresente en las cámaras modernas.

La ausencia de algunos controles hace que uno se pase un rato adaptándose a los automatismos y disparando en vacío… otra de las grandes sorpresas, y es que te deja tan embobado el sonido que es fácil que se te escapen dos o tres disparos.

Para comenzar le puse un carrete de 12 tomas de Ilford HP5+ (suelo hacer algunos de 12 para probar cámaras nuevas) y al revelar me llamó poderosamente la atención la falta de contraste; no tengo muy claro (por la escasez de tiempo) si se debía solo a la lente o también influía la medición, pero apuesto a que es lo primero.

El uso, en general, es bastante similar a las réflex de época. No es excesivamente pesada si habitualmente disparas con Nikon F2, el caso de mi novia, o Hasselblad XPan en mi caso. Eso si, lo primero que hice fue ponerle una correa para poder llevarla sin riesgos de caída.

El uso es extremadamente sencillo, es una Point&Shot (algo pesada) en la que solo tienes que preocuparte por enfocar correctamente (aunque con el angular tampoco has de preocuparte demasiado si disparas en hiperfocal). Muy rápida de uso y con sonidos muy atractivos. Y es que todo es automático a excepción del rebobinado del carrete… es la misma sensación que conducir un coche automático… pero cuidado que se come los carretes con una facilidad pasmosa: el clac del disparo es sorprendente y en mas de una ocasión, si te quedas demasiado absorto, te hace una múltiple…

Tras revelar el primer rollo de prueba (Ilford HP5+ en HC110(B)) detecté que la lente era su punto débil por lo que, para el rollo definitivo, opté por un Tura100 forzado a 400: una garantía de alto contraste y de grano que, además, acentué en el revelado incrementando las agitaciones. Y los resultados merecen bastante la pena, las tomas me convencen mucho mas sobre todo en las escenas a plena luz de día y en algunas de interior (realizadas para “putear” a la cámara y ver de que era capaz)

En definitiva, una cámara muy interesante para aquellos que no usen habitualmente película o lo hagan con cámaras tipo Lomo ya que si usas cámaras con lentes mejores vas a notar pocas ventajas y muchos inconvenientes.

Si por el contrario buscas divertirte o llevar una sola cámara en tu bolsa de viaje y no tienes ningún hierro pata negra, esta es tu cámara ideal!

 

Haz clíck para ver el álbum:

Prueba boton 150x150

 

Viaje patrocinado por:

Leave a Reply